Masaje de Piedras Calientes

 

Terapia de Masaje Sagrado con Piedras Calientes

Este masaje data de miles de años y es la técnica de manipular los músculos y los tejidos suaves a través de presión. Existen referencias sobre los masajes con piedras calientes con aceite de oliva desde los tiempos bíblicos (400 A.C.).

El masaje con piedras calientes puede haberse originado en la India hace 5,000 años en la antigua tradición de sanación Ayurveda, la cual equilibra tres substancias, viento, espíritu y aire. Se cree que las piedras suaves eran sacadas de los ríos y calentadas o enfríadas para ser usadas en masaje y sanación.

En las culturas asiáticas, el masaje con piedras calientes ha sido usado por alrededor de 4,000 años. Se creía que el masaje con piedras calientes ayudaba a la digestión y a mejorar la función de los órganos internos. Las piedras calientes eran aplicadas directamente sobre el estómago para mejorar el dolor. También las usaban para promover un mejor flujo de energía con Anma, la forma más antigua de masaje asiatico.

Los nativos americanos usaron las piedras calientes durante rituales y en cúbiculos para sudar cientos de años atrás, y aún las usan hoy en día.

Las piedras calientes se usaron para masajear el cuerpo, para producir calor y restaurar el equilibrio al desintoxicar el cuerpo. Durante las ceremonias, las piedras se calientan con los cuatro elementos – agua, fuego, aire y tierra – y después se  masajea con ellas en aquellas áreas del cuerpo que tienen molestias.

Los curanderos, o Kahunas en Hawaii han usado las piedras calientes para masaje y sanación por muchos años. El masaje tradicional hawaiano Lomi Lomi aplica piedras calientes de lava sobre el cuerpo para incrementar la circulación sanguínea.

Las tradiciones de sanación antiguas de Sur America usaron las piedras calientes para aliviar el dolor menstrual y asistir con el masaje después del parto.

Los asiáticos usaban las piedras calientes hace más de 2,000 años como medio para mejorar la función de los órganos internos. En América del Norte, América del Sur, África, Europa, Egipto y la India también usaron las piedras calientes para sanación, protección y en ceremonias religiosas.

El propósito detrás de la terapia de masaje con piedras calientes es que el calor directo de las piedras ayude al masajista a accesar las capas más profundas de los músculos. Combinar un masaje completo con el calor de las piedras calientes ofrece una experiencia de sanación muy efectiva.  El calor de las piedras expande las venas, lo cual ayuda a mejorar el flujo circulatorio en todo el cuerpo. Las piedras calientes tienen un efecto sedante que puede aliviar los dolores crónicos, reducir el estrés y ayudar a obtener una relajación más profunda.

Los beneficios de nuestro masaje Sacred Hot Stone Therapy:

  • Alivia los dolores asociados con fibromialgia, artritis, síndrome del tunel carpiano, ciática, dolores de espalda.
  • Alivia dolores y espasmos musculares.
  • Reduce el estrés y la tensión crónicos.
  • Aumenta la flexibilidad de las articulaciones, ayudando a tener más mobilidad.